lunes, 7 de abril de 2014

Las aguas de abril…



Hola chicas!!!! Me tomo un ratito para poder escribir en el blog, que ya sabéis que últimamente, estoy “líada” en otras cosas pero todas las noches le saco un ratico para visitaros, siento no poder dejar comentarios, pero las que me veis en Factbook sabéis que no os tengo abandonadas, a las demás tampoco pero el tiempo se me va en un “tic, tac”…

Tengo un montón de proyectos como siempre, para no faltar a la costumbre como decía mi madre la pobre, el caso es que cuantos más tengo más me apetece hacer nuevos… no os pasa a vosotras????
Que si me sobran unos pedacitos de telas y monto este gato (mi amiga Inés que vive en Francia, decía que parece la funda de un jamón jajjaja)…

Que me compro una camiseta y le pongo una silueta en negro ( Nanny dice que es una tetuda anda que…) 

en fin…el caso es que a principio de año me propuse terminar con los “ufos” que andaban fermentando en una caja transparente de esas de ruedas de los chinos, donde los voy metiendo para no sentirme culpable…

Pues bien, estamos en abril y de los dos que me propuse aún no he terminado ninguno, es que soy un caso aparte, no tengo remedio…

Uno de ellos era una casita de costura, “ sewing House” que compré el Kit por Internet simplemente por que me enamoré de los botones… al menos he llegado a la última de las estancias.. Algo es algo no???? Espero poder enseñarla pronto completita…





Pude medio cumplir con el SAL de Haideé, el Tiempo de las Cerezas, digo “medio” por que me apunté a los dos, al de punto de cruz, y al de aplicación, y el de punto de Cruz, lo hizo mi hija Cass… ( ains xd xd) bueno al menos yo lo monté y lo convertí en este lindo “pin cushion”… el de aplicación ¿???…estoy en ello.


Es sabido por algunas de vosotras, que soy un poco “Friki” me gustan cierto tipo de series, y estoy orgullosa por ello, la verdad, en consecuencia mis hijas, han heredado esa afición a las series de culto… una de mis favoritas, es el doctor Who, y Luan está haciendo una bufanda a punto bobo, de uno de los “doctores”… la bufanda crece y crece,

 (Y más que crecerá por que tiene que pasar de los tres metros) el caso es que quería una bolsa para meter las lanas, y la bufanda, y le hice esta gran bolsa, personalizada totalmente…
El lino se arruga con que lo mires, pero queda tan precioso!!!!



Y entre col y col…lechuga jajja, nooooo!!!!! Hoy he estado haciendo estas casitas para poner lavanda en el armario… tenía ganas de hacer algunas hace tiempo y nunca veía el momento a si que he cogido las telas, y he realizado dos en un periquete… (La idea de las ventanas, se la he copiado a mi amiga Mercedes…compramos la tela el mismo día jajja).



Y por si no tenía poco, me a dado por hacer un neceser con cremallera, … por qué???? Por que estoy loca , simplemente, odio las cremalleras, y esta me a dado una lata, que ni os cuento, primero por que las instrucciones de la revista, están siempre mal que me tienen frita con las medidas, que te las dan como les viene en gana, y segundo, por que la cremallera era más grande y la he tenido que cortar …luego no podía cerrarla, en fin un caso, pero ya está terminadita y creo que he pasado la prueba no???? Os he dicho que odio las cremalleras????? Jajaja.
 Los pelos rubios son los de Theodora jajajajaj.
He elegido esta tela para la trasera, es suave y preciosa, creo que le queda bastante bien...

Y como además de mis labores, y las de mis hijas, también estoy totalmente orgullosa de las que realizan mis alumnas, pues os muestro el TOP, del Sampler que ha realizado mi alumna Marisa…

Tomamos como modelo, la que están haciendo en el blog de Esperanza, por que es cuadrada y lleva muchos bloques, por lo tanto muchas técnicas, que las otras más sencillas no llevan… algunos de los bloques coinciden con los de Esperanza, más que nada por que en casi todas las colchas, hay Log Cabin o el Jardín de la Abuela etc.… pero como no me gustan, las “ fotocopias” es decir todo el mundo los mismos bloques, en la misma posición y orden, a cada una le voy añadiendo bloques de mi “ cosecha” bueno no me los invento claro, como dice Reiko Kato, creo que todos los bloques de patchwork están ya inventados, pero voy cogiendo de aquí y de allá y añadiendo, quitando etc.… a si cada una tendrá una colcha sampler pero única y personalizada… además que Marisa a tenido un gusto exquisito en la elección de telas no pensáis igual????



La estrella central es la que corresponde a Piscis, está realizada en papel piercing, y algunas de las piezas centrales, no llegan a medir un cm.
En fin, que como escribo de vez en cuando me “enrollo” como las persianas, espero que paséis una feliz y festiva Semana Santa, y que cada una lo dedique a su hobby favorito, adivinad cual es el mío???? Jajajaja…. Besos!!!!!


lunes, 24 de marzo de 2014

La historia de una muñeca llamada Holly Hobbie

Érase una vez, una niña de un pueblo de Toledo, que soñaba con un vestido de retazos y un amplio gorro que le cubriese toda la cara… para que nadie pudiese ver su rostro ni su expresión triste o alegre…

Si, habéis adivinado, esa niña era yo… y quería parecerme a las muñecas, Holly Hobbie, que ilustraban unas preciadas tarjetas, que alguien me regaló.
Nunca tuve la suerte de tener la muñeca de trapo, pero creo que fue, mirando las ilustraciones de Holly, cuando nació mi amor por el patchwork, aunque he tenido que esperar muchos años para poder aprenderlo (y en ello sigo, que este arte nunca se acaba de aprender del todo) pero a veces miro hacía atrás y creo recordar a la niña soñadora, que jugaba con los trapitos del cesto de costura…


Muchas de vosotras, que sois de mi edad (más o menos) cuando erais pequeñas, habréis tenido cosas de Holly Hobbie, yo como he dicho tenía unas postales, pero había cantidad de productos de la pequeña “pionera”… Por aquel entonces hacía furor en la TV. la famosa serie “La casa de la Pradera” y todas nos imaginábamos ser como las protagonistas…

Ahora cuando estoy a punto de cumplir medio centenar de años (me queda poco en mayo me caen) echando la vista atrás, me vienen estos maravillosos recuerdos de mi infancia, cuando la vida era sencilla, las niñas aprendíamos cosas de niñas, y los niños cosas de “niños” y a pesar de que soy una luchadora incansable por los derechos de la mujer, siempre me he sentido orgullosa de saber hacer un montón de cosas de las llamadas “de chicas”… Holly era una inspiración, para cocinar, para escribir, para leer, para pasear, hablar con las amigas, cuidar a los animales… muchas niñas pequeñas, tanto en España como en Estados Unidos, estábamos encantadas con el maravilloso mundo de este pequeño personaje un poco pasado de moda.


¿Cómo una pequeña muñeca de trapo se pudo convertir en un best-seller?

La pequeña pionera del vestido de retazos, se volvió tan famosa que hasta los diseñadores de moda como Laura Asheley la tomaron como inspiración… largos vestidos color pastel, flotando alrededor de la figura femenina… pero la moda no fue el único campo donde Holly había triunfado, vajillas, ropa de cama, muñecas y muchas cosas coleccionables (y si me permitís la expresión un poco inútiles algunas de ellas) llevaban las ilustraciones, de nuestra pequeña amiguita… Cosas que hoy en día se están vendiendo por precios astronómicos en sitios de subastas como Ebay…


La autora de estas maravillosas ilustraciones, fue Denise Holly Ulinskas, tomando el apellido Hobbie cuando se casó en la decada de los sesenta.  Estas ilustraciones, pronto fueron distribuidas, en forma de tarjetas postales por todo el mundo convirtiéndola en una de las muñecas más populares de la historia.



Pero como todo en esta vida, Holly evolucionó con los tiempos y se convirtió en una niña “moderna” los vestidos de retazos se cambiaron por pantalones vaqueros y camisetas sin tirantes, mientras que su gracioso “ Bonett” era sustituido por una gorra o por un gran sombrero de paja, pero su esencia perdura, y su amor por las cosas simples, amasar un pastel de manzana, pasear en bicicleta al atardecer, recoger flores en primavera… una vida, que sinceramente siempre he envidiado, añoranza de esa época o quizás añoranza de mi infancia… sea como sea espero haber podido haceros pasar un rato divertido poniendo un capítulo más en la gran historia de nuestro vicio confesable, “ el patchwork”…


sábado, 8 de marzo de 2014

Todos los días son ocho de marzo…

Mañana sábado ocho de marzo, se celebra mundialmente el día de la mujer, unos dicen de la “ mujer trabajadora” como si hubiese mujeres en el mundo mano sobre mano y no trabajando… cada una en lo suyo, en su familia, en su puesto de verduras, en un quirófano, en una oficina, detrás de una cámara…todas y cada una de nosotras, al igual que nuestras madres, y antes nuestras abuelas, somos trabajadoras, luchadoras, todas y cada una haciendo valer unos derechos que lamentablemente a algunas les están vetados…
1915 Taxísta
Mi homenaje de este año va para algunas mujeres, que influyeron en nuestra vida aunque muchas lo ignoramos,  hoy en día damos por hecho cualquier oficio para una mujer fuera del hogar, ellas fueron pioneras, ellas dieron ese primer paso, para que hoy estamos donde debemos estar aunque nos queda mucho camino aún por recorrer… ellas fueron las que empezaron la senda…
Si hubo una mujer, que me llamó siempre al atención fue Zitkala Sa (pájaro rojo) bautizada con el nombre de Gertrude Simmons Bonnin, esta mujer de la tribu Sioux fue escritora, editora, músico, profesora y activista política.
Escribió varias obras donde relata la lucha en su juventud cuando ella se debatía entre la influencia de la cultura americana dominante y su propia herencia indígena…sus libros en Inglés relatan historias tradicionales, de los nativos americanos para un público “blanco”. Compuso la primera ópera de indios americanos “La Danza del Sol” (1913) fue fundadora del Consejo Nacional de Indios Americanos (1926).
1898
De pequeña siempre leía novelas del Oeste, en una de esas novelas,  se nombraba a Phoebe Anne Oakley Moses yo quería ser como ella, tiradora profesional participó en el circo de Buffalo Bill un espectáculo que recreaba escenas del viejo oeste.
Desde muy joven se dedicó a la cacería para ayudar a sostener a su familia, vendiendo carne a hoteles y restaurantes de Cincinnati.
A los 15 años ganó 100 dólares, en una competición de tiro, donde no falló ni uno de los 25 tiros posibles, conoció al mismísimo “ Toro Sentado”.
Otra mujer ejemplar, fue Idawalley Zorada Lewis nacida en Newport , Rhode Island, hija de un capitán del servicio de guarda costas. Su padre fue trasladado al servicio del faro de Lime Rock Light, pero a los cuatro meses de estar allí, sufrió un ataque cerebrovascular, entonces, al igual que muchas esposas e hijas de fareros, antes y después, Ida amplió sus tareas domésticas para incluir el cuidado de una hermana gravemente enferma y un padre con discapacidad, el llenado de la lámpara con aceite al caer el sol y de nuevo a media noche, el recorte de la mecha, pulir el carbono fuera de los reflectores, apagar la luz al amanecer etc… a los 17 años hizo su primer rescate en el mar, ella sola manejando una barca de remos en plena tempestad se le considera una heroína de su tiempo.


Quiero recordar también a María Edwards Walker, considerada “feminista” fue abolicionista, prohibicionista, presunta espía, prisionera de guerra y cirujana. Actualmente es la única mujer de la historia en recibir la “Medalla de honor”.
Antes de la guerra civil americana obtuvo el título de médico y se casó, comenzando con la práctica médica… como era mujer, imaginaros en esa época, la práctica no le fue bien y se ofreció al ejercito de la Unión en el estallido de la Guerra Civil, donde sirvió como cirujana, fue capturada por las tropas confederadas después de cruzar las líneas enemigas, para tratar civiles heridos y detenida como espía.
En 1917 su nombre fue borrado de la “Medalla de Honor” y restaurado en 1977… después de la guerra civil se dedicó a escribir, y ser profesora de apoyo al “movimiento del sufragio universal”.

Aún hoy día ver a una mujer piloto, es algo un tanto inusual, Harriet Quimby, fue la primera mujer en conseguir una licencia de piloto en Estados Unidos, su amiga Matilde E. Moisant fue la segunda, ambas influyeron en el papel de la mujer en la aviación.
 
Harriet Quimby
Matilde E. Moisant
Cuantas veces hemos escuchado la frase “la novia de América”??? Se le ha atribuido ese título a un sinfín de actrices de distintas épocas, pero en la mente de muchos al genuina “novia” siempre fue y será Mary Pickford a pesar de ser canadiense… Mary fue una de las máximas figuras del cine mudo, (1915-1925)  como intérprete de un tipo popular de ingenua romántica llegando así a ser la actriz más poderosa y mejor pagada de su época.

Sin dejar las candilejas, nos acordamos de Leslie Caron, una actriz y bailarina “franco.estadounidense” nominada a los Oscar, ganadora de un Globo de Oro y un Emmy.



Hoy día la fotografía a dado pasos de gigantes, la era digital nos permite hacer fotografías y subirlas a la red en pocos segundos, pero considerando que la fotografía se inventó como tal en 1839, que una mujer, se dedicase a ello, era cuanto menos “peculiar” así Julia Margaret Cameron, fotógrafa inglesa, se dedicó por entero al retrato fotográfico de corte artístico. Llegó a exponer en la Exposición Universal de 1870 y su obra reconocida aunque póstumamente, gracias entre otros a su sobrina nieta Virginia Woolf.


Hellen Keller, fue una autora, activista política y oradora, ya con todo eso  podemos decir que fue una gran mujer pionera, pero es que además Hellen era “sordociega”.

Nació en Tuscumbia en 1880 cuando apenas contaba con 19 meses unas fiebres que los doctores de su tiempo denominaron “fiebres del cerebro” (escarlatina o meningitis) la dejaron sin vista y sin voz…Su capacidad para comunicarse en tan temprana edad fue muy traumática para ella y su familia pero a pesar de ello, años después daría discursos acerca de su vida, e incluso escribió libros sobre sus experiencias personales. Todo esto fue posible gracias a la gran ayuda e influencia de su institutriz Anne Sullivan, quien le enseñó a leer y a comunicarse con los demás.
Todo esto lo podéis ver en la película “El milagro de Anne Sullivan”.



No quiero extenderme más, aunque hay multitud de mujeres de todos los tiempos que se merecen un homenaje, y sobre todo se merecen no caer en el olvido, como estas jóvenes hilanderas en Cornell Moll Massachuches 1912.

O estas tres cazadoras con escopeta.

Como olvidarnos de las tareas “propias femeninas” como esta señora tejiendo una bufanda 1880.

O una de las primeras policías de tráfico 1918.

Multitud de tareas que mujeres valientes han ido desempeñando a través de la historia… Mecanógrafa…


Artista de Circo…

Fabricante de Sombreros 1907


Pero si hay un “trabajo” que muchas mujeres desempeñan con esmero y no tienen rival es el de madres… las que lo son, las que lo fueron, las que lo serán… como esta madre bailando con sus hijos 1905 con la que me despido de este homenaje y os deseo un feliz día para todas.





sábado, 1 de marzo de 2014

The Keeping Quilt”


 

Hola chicas, aquí estoy de nuevo… uno de marzo, el mes que dicen de las mujeres, total, creo que todos los meses son de las mujeres, pero en fin… tengo que daros las gracias a todas y cada una de las personas maravillosas que hay al otro lado de estas palabras, todas las que me habéis dado un mensaje de aliento, una conversación telefónica, un ánimo, un hombro en el que llorar y apoyarme a todas y cada una de vosotras, gracias, gracias , gracias…

 


Como bien sabéis, este blog se llama “ el coser y el contar” que no el “cantar” que ese es otro, entre otras cosas, por que yo no suelo cantar, algunas veces tarareo, pero cosiendo nunca, eso si, me gusta contar historias, hilvanarlas, y hacer un precioso quilt con ellas, es la ilusión de mi vida… pero para eso hay que “investigar mucho”, y en estas “investigaciones” he dado con unas cuantas historias maravillosas, que aunque están en Inglés, voy a ver si puedo al menos hablar un poco de ellas, son las Historias de Quilt…


 

Hoy os quiero traer una que particularmente me ha resultado maravillosa, en cuanto pueda la buscaré y compraré el libro que aunque mi inglés es bastante regularcillo, creo que para leer este libro me alcanza.

Su título maravilloso y sugerente “ The Keeping Quilt” Que es como decir, “ la colcha de la unión familiar “ o algo por el estilo… su escritora e ilustradora, Patricia Polacco.

Esta conmovedora historia real, cuenta como un quilt, sobrevive en su familia durante cuatro generaciones, desde el momento de que su bisabuela Anna, llega en un barco a Nueva York, como inmigrante, “rusa-judía”. Este quilt está en la familia por que la madre de Anna, tiene la idea de hacer una colcha para ayudar a sus descendientes, a que recuerden siempre su tierra natal , “Backhome” Rusia. La colcha de Keeping, se llama así porque ayuda a mantener la historia y los recuerdos compartidos.

 

 

 


“Las únicas cosas que había dejado en Backhome Rusia, fueron el vestido y el babushka que le gustaba tirar al aire cuando ella estaba bailando. Y su vestido se le estaba quedando demasiado pequeño. Después de que su madre le hubiese cosido uno nuevo, con el resto, buscó en la cesta de la ropa vieja, donde tomó la camisa del tio Vladimir, el camisón de la tía Havila y un delantal de la tía Natasha.”
“Vamos a hacer una colcha para ayudarnos a recordar siempre nuestra casa” dijo la madre de Anna. “Será como tener a la familia en Backhome danzando a nuestro alrededor todas las noches, “Y así fue, la madre de Anna invitó a todas las mujeres del vecindario. Recortaron animales y flores con los restos de ropa. Anna les estuvo enhebrando las agujas, para aquellas que lo necesitaban. El borde de la colcha estaba hecho con la babushka de Anna.”

Una babushka es un tipo de pañuelo de cabeza, atado bajo la barbilla, las mujeres rusas mayores lo usan, y la palabra “babushka” en realidad significa “abuela” o “vieja” en ruso. (Gracias Wikipedia).
Bien, la autora, continúa describiendo las tradiciones, familiares, que rodean este precioso Quilt. La colcha sirvió como “huppa” en la boda de su abuela, de su madre y de la su propia boda , el “huppa” es el dosel portátil que cubre a la pareja en una boda judía ( ains Wikipedia que haría yo sin ti) también fue utilizado como mantel durante la noche del viernes, en el “sabat” de la familía y en el noventa y ocho cumpleaños de Anna; generaciones de recién nacidos fueron envueltos en ella, y la misma colcha mantuvo las piernas calientes, a Anna en su vejez, hasta que la cubrió en su lecho de muerte.

Aunque nosotros en España aún no tenemos historias de Quilt, como esta, hay muchas por el mundo, sobre todo en Estados Unidos, pero he querido comenzar este proyecto con esta, por que la considero una de las más hermosas, además las ilustraciones hechas con lápiz, el tono de color sepia de los dibujos, añade un poco de nostalgia y evoca el recuerdo, mientras los rojos brillantes, verdes, amarillos y azules, sirven para destacara la colcha que es el personaje principal de la historia.

Una historia llena de amor supongo que como la de muchos judíos inmigrantes que llegaron a los Estados Unidos, añadiendo un valor a la tradición y cultura judía.


Espero que esta pequeña historia os haya gustado… que tengáis una feliz semana, y un maravilloso Carnaval…